Liderazgo en la calidad

liderazgo en la gestión de la calidad

Probablemente haya oído la expresión “líder nato”. La frase implica que las cualidades que hacen a un buen líder son innatas: o se nace con las habilidades necesarias para ser un líder, o no. Y es cierto que ciertos rasgos tienden a ser innatos, como el carisma, la humildad y el sentido del humor. Sin embargo, dos estudios de investigación -un estudio con gemelos masculinos y otro con gemelas femeninas- descubrieron que sólo un tercio de la variación en las cualidades de liderazgo se asocia con la herencia.

Los líderes de éxito demuestran las siguientes cinco cualidades de liderazgo en su vida personal y profesional, inspirando a otros a pasar a la acción y marcando el rumbo del éxito futuro. Los líderes fuertes también practican regularmente comportamientos clave para reforzar el impacto positivo de estas cualidades.

Los líderes eficaces se centran en desarrollar su inteligencia emocional, afirma Goode. Los líderes que se esfuerzan por perfeccionar esta cualidad son más adaptables, resistentes y aceptan los comentarios de los demás. También saben escuchar y están abiertos al cambio.

qué es el liderazgo

Líderes como Steve Jobs, Elon Musk y Warren Buffet, con su visión, su inquebrantable determinación y su persistente trabajo duro, llevaron a sus respectivas empresas a grandes alturas. Con su convicción y fuertes cualidades de liderazgo, dieron una nueva dimensión al mundo de los negocios.

->  Como hacer realidad aumentada

Ser un buen líder no es un camino de rosas. Hay que poseer cualidades de liderazgo eficaces que ayuden a alcanzar metas y objetivos más altos. Ya sea la resistencia y la persistencia de Mahatma Gandhi o la visión de Elon Musk.

La integridad es una cualidad fundamental que todo líder debe poseer. No se puede dirigir ninguna empresa con éxito si se carece de integridad. El autor de autodesarrollo Brian Tracy dice que siempre que celebra una reunión empresarial estratégica, el primer valor en el que coinciden todos los ejecutivos es la integridad.

Los líderes empresariales saben que la integridad es la base de un buen liderazgo y que uno debe defender sus creencias. Por muy dura que sea la situación, un buen líder inspira con sus principios sin comprometerse; se abstienen de hacer falsas promesas o de tomar atajos, eligiendo el pensamiento y la acción por encima del beneficio personal. Cumplir dichas promesas con fundamento ético y moral es necesario para obtener dividendos a largo plazo.

comunicar

Al igual que muchos conceptos de importancia fundamental, esto parece simple y sencillo, pero hay que pensarlo un poco.    En resumen, queremos, necesitamos y esperamos que cada uno de nuestros miembros -y de hecho, cada persona de la comunidad de la calidad- crezca y se desarrolle como líder.

->  Como dormir menos y tener mas energia

Entonces, ¿cuál es esta conexión entre el liderazgo y la calidad, y por qué es tan importante?    En pocas palabras, el profesional de la calidad, dondequiera que esté y en cualquier nivel de gestión, debe ser un líder para ser eficaz.    El profesional de la calidad que trabaja en algún lugar del campo de la calidad no es un artista solo ante el lienzo. Ese profesional está aportando conocimientos, herramientas, principios y un ejemplo personal a alguien, a algún equipo o sección, a una unidad de negocio o a algo aún más grande, como un hospital, una agencia federal o un sistema escolar.

Esta tarea va a ser mayor que la de una sola persona, quizás mucho mayor.    Involucrará a otras personas, con todas sus complejidades, fortalezas, debilidades, esperanzas y temores.    Por lo tanto, sea cual sea el trabajo de nuestro profesional de la calidad, se necesitará liderazgo para llevar a cabo la tarea.

transpare

Probablemente haya oído la expresión “líder nato”. La frase implica que las cualidades que hacen a un buen líder son innatas: o se nace con las habilidades necesarias para ser un líder, o no. Y es cierto que ciertos rasgos tienden a ser innatos, como el carisma, la humildad y el sentido del humor. Sin embargo, dos estudios de investigación -un estudio con gemelos masculinos y otro con gemelas femeninas- descubrieron que sólo un tercio de la variación en las cualidades de liderazgo se asocia con la herencia.

->  Tablas comparativas en excel

Los líderes de éxito demuestran las siguientes cinco cualidades de liderazgo en su vida personal y profesional, inspirando a otros a pasar a la acción y marcando el rumbo del éxito futuro. Los líderes fuertes también practican regularmente comportamientos clave para reforzar el impacto positivo de estas cualidades.

Los líderes eficaces se centran en desarrollar su inteligencia emocional, afirma Goode. Los líderes que se esfuerzan por perfeccionar esta cualidad son más adaptables, resistentes y aceptan los comentarios de los demás. También saben escuchar y están abiertos al cambio.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad