Cual es el objetivo de la inteligencia artificial

Peligros de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) es una herramienta de gran alcance que permite repensar la forma en que integramos la información, analizamos los datos y utilizamos los conocimientos resultantes para mejorar la toma de decisiones, y ya está transformando todos los ámbitos de la vida. En este informe, Darrell West y John Allen analizan la aplicación de la IA en diversos sectores, abordan los problemas de su desarrollo y ofrecen recomendaciones para sacar el máximo partido de la IA sin dejar de proteger importantes valores humanos.

La mayoría de la gente no está muy familiarizada con el concepto de inteligencia artificial (IA). A modo de ejemplo, cuando en 2017 se preguntó a 1500 líderes empresariales de alto nivel en Estados Unidos sobre la IA, solo el 17% dijo estar familiarizado con ella.1 Varios de ellos no estaban seguros de lo que era o de cómo afectaría a sus empresas en particular. Entendían que había un potencial considerable para alterar los procesos empresariales, pero no tenían claro cómo podría desplegarse la IA en sus propias organizaciones.

A pesar de su desconocimiento generalizado, la IA es una tecnología que está transformando todos los ámbitos de la vida. Es una herramienta de gran alcance que permite a las personas replantearse la forma en que integramos la información, analizamos los datos y utilizamos los conocimientos resultantes para mejorar la toma de decisiones. Con esta exhaustiva visión de conjunto esperamos explicar la IA a un público formado por responsables políticos, líderes de opinión y observadores interesados, y demostrar cómo la IA ya está alterando el mundo y planteando importantes cuestiones para la sociedad, la economía y la gobernanza.

  Significado de la palabra relevancia

¿Cuál es el propósito de la IA?

La IA permite a los sistemas técnicos percibir su entorno, ocuparse de lo que perciben, resolver problemas y actuar para alcanzar un objetivo concreto. El ordenador recibe datos -ya preparados o recogidos a través de sus propios sensores, como una cámara-, los procesa y responde.

¿Cuál era el objetivo original de la IA?

1940-1960: El nacimiento de la IA en la estela de la cibernética

Para Norbert Wiener, pionero de la cibernética, el objetivo era unificar la teoría matemática, la electrónica y la automatización como “toda una teoría del control y la comunicación, tanto en animales como en máquinas”.

Debate sobre la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) se refiere a la simulación de la inteligencia humana en máquinas que están programadas para pensar como los humanos e imitar sus acciones. El término también puede aplicarse a cualquier máquina que presente rasgos asociados a una mente humana, como el aprendizaje y la resolución de problemas.

La característica ideal de la inteligencia artificial es su capacidad para racionalizar y emprender acciones que tengan la mejor oportunidad de lograr un objetivo específico. Un subconjunto de la inteligencia artificial es el aprendizaje automático (ML), que se refiere al concepto de que los programas informáticos pueden aprender automáticamente de los nuevos datos y adaptarse a ellos sin la ayuda de los humanos. Las técnicas de aprendizaje profundo permiten este aprendizaje automático a través de la absorción de enormes cantidades de datos no estructurados, como texto, imágenes o vídeo.

Cuando la mayoría de la gente oye el término inteligencia artificial, lo primero que suele pensar es en robots. Esto se debe a que las películas y novelas de gran presupuesto tejen historias sobre máquinas con apariencia humana que causan estragos en la Tierra. Pero nada más lejos de la realidad.

  Distribucion del pib en mexico

¿Por qué es tan importante la ai?

La IA permite que los sistemas técnicos perciban su entorno, traten lo que perciben, resuelvan problemas y actúen para alcanzar un objetivo concreto. El ordenador recibe datos -ya preparados o recogidos a través de sus propios sensores, como una cámara-, los procesa y responde.

Algunas tecnologías de IA existen desde hace más de 50 años, pero los avances en la potencia de cálculo, la disponibilidad de enormes cantidades de datos y los nuevos algoritmos han propiciado grandes avances en IA en los últimos años.

La inteligencia artificial se utiliza ampliamente para ofrecer recomendaciones personalizadas a las personas, basándose, por ejemplo, en sus búsquedas y compras anteriores u otros comportamientos en línea. La IA es enormemente importante en el comercio: optimización de productos, planificación de inventarios, logística, etc.

Los teléfonos inteligentes utilizan la IA para ofrecer servicios lo más relevantes y personalizados posible. Los asistentes virtuales que responden a preguntas, ofrecen recomendaciones y ayudan a organizar las rutinas diarias se han vuelto omnipresentes.

Los programas de traducción de idiomas, basados en textos escritos o hablados, se basan en la inteligencia artificial para proporcionar y mejorar las traducciones. Esto también se aplica a funciones como la subtitulación automática.

Ejemplos de inteligencia artificial

La inteligencia artificial es una constelación de muchas tecnologías diferentes que trabajan juntas para permitir que las máquinas perciban, comprendan, actúen y aprendan con niveles de inteligencia similares a los humanos. Tal vez por eso parece que la definición de inteligencia artificial de todo el mundo es diferente: La IA no es una sola cosa.

  Características de los boletines informativos

Tecnologías como el aprendizaje automático y el procesamiento del lenguaje natural forman parte del panorama de la IA. Cada una de ellas está evolucionando por su propio camino y, cuando se aplica en combinación con los datos, la analítica y la automatización, puede ayudar a las empresas a alcanzar sus objetivos, ya sea mejorar el servicio al cliente u optimizar la cadena de suministro.

IA estrecha (o “débil”)Algunos van más allá y definen la inteligencia artificial como IA “estrecha” y “general”. La mayor parte de lo que experimentamos en nuestro día a día es IA estrecha, que realiza una única tarea o un conjunto de tareas estrechamente relacionadas. Algunos ejemplos son:

Estos sistemas son potentes, pero el campo de juego es estrecho: Suelen centrarse en la eficiencia. Sin embargo, con la aplicación adecuada, la IA estrecha tiene un inmenso poder de transformación y sigue influyendo en la forma en que trabajamos y vivimos a escala mundial.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad