Carta subida de precios

Carta de aumento de precios b2b

Al ser preguntados por su aumento de precios, Starbucks declaró a la CNBC que el recibo del cliente medio sólo aumentará un 0,5%. Además, explicaron que necesitaban equilibrar sus necesidades comerciales sin dejar de ofrecer valor a sus clientes. Lo que no hicieron fue disculparse por ello.

Ahora avanza rápido hasta el otoño de 2020, cuando, a pesar de una economía plagada de pandemias y de la creciente competencia de los nuevos servicios de streaming, Netflix aumentó el precio en Estados Unidos de sus paquetes estándar en cerca de un 8% y su nivel premium en un 12,5%. Hasta hace poco, Netflix ha sido capaz de mostrar claramente su narrativa de crecimiento a los inversores, pero como el crecimiento de los clientes se ralentiza, no es una sorpresa que vayan a subir el precio de la suscripción. Es probable que sea un esfuerzo para cambiar sus palancas de la Regla de los 40. Pasar del énfasis en el crecimiento de los ingresos a la extracción de beneficios.

Si adopta este enfoque, necesita conseguir de alguna manera 12.500 clientes adicionales en la puerta (50.000 dólares/ 4 dólares cada uno). Eso supone unos 34 clientes más cada día. No es una hazaña fácil para una tienda que tiene un patrón de tráfico de clientes estabilizado.

->  Eliminaciones con un arma sacada de la camara

Cómo responder a una carta de aumento de precios

No tenga miedo. La mayoría de los clientes esperan que el coste de sus queridos productos no se quede estancado para siempre. Sin embargo, si los precios de un competidor no aumentan, esto le pone en riesgo de pérdida de clientes. Debe gestionar una subida de precios de forma rápida y auténtica para asegurarse de que sus clientes entienden la situación y están dispuestos a aguantar.

Por muy bien que comunique este cambio, su equipo de atención al cliente debe esperar al menos algunas reacciones negativas. Si no ve a nadie quejarse por el aumento de los precios, es probable que sigan siendo demasiado bajos. Esto deja a su discreción si quiere aumentar los ingresos o mantener la satisfacción de los clientes.

Si está experimentando un rechazo por parte de su base de clientes, es útil sincronizar sus equipos de ventas y de atención al cliente. Ambos departamentos deben estar alineados a la hora de comunicar este cambio de precios. Esto proporcionará a los clientes información coherente cuando hablen con los representantes de ventas y de servicio.

Carta sobre el aumento del precio del petróleo

Llega un momento para algunas empresas en que los costes empiezan a superar los beneficios. Hay muchas razones que pueden afectar a los márgenes de beneficio: la economía cambia, el precio de las materias primas se dispara, los salarios de los empleados aumentan, etc. Para continuar con sus operaciones, algunas empresas se ven obligadas a aumentar sus precios. Es una medida necesaria que puede ayudar a una empresa a mantenerse a flote y seguir obteniendo beneficios en un mercado en constante expansión. Pero, ¿cómo informar a los clientes de la subida de precios cuando están acostumbrados a precios más bajos?

->  Pokemon zafiro alfa comprar

Como su nombre indica, una carta de aumento de precios es una forma de informar a los clientes existentes sobre un cambio de precios. Este cambio se hace necesario cuando los costes de producción aumentan tanto que amenazan los beneficios. Según un estudio reciente, sólo la mitad de las pequeñas empresas sobreviven a sus primeros cinco años. Si quiere entrar en la otra mitad, es posible que algún día tenga que aumentar los precios. A continuación, hemos incluido consejos generales sobre cómo informar a los clientes sobre los cambios y cómo aumentar la confianza en la marca. También hemos revisado algunos ejemplos de buenas y malas cartas de aumento de precios y hemos compartido algunas tácticas para mejorar la relación vendedor/cliente.

Carta de aumento del precio del acero

Este mes tengo que hacer algo que siempre resulta un poco incómodo: Comparto con mis clientes la noticia de que voy a subir mis tarifas en el nuevo año.  Llevo más de siete años como empresaria en solitario y, durante los tres primeros, mantuve los mismos precios. Estaba desesperada por conseguir nuevos negocios y, en un esfuerzo por alcanzar mis objetivos de ingresos, tuve miedo de aumentar la cantidad que cobraba. Fue un error muy costoso, ya que no tenía en cuenta el aumento de los costes de mi negocio año tras año ni el valor de los servicios que prestaba.Tras darme cuenta de que estaba trabajando más que nunca mientras mi cuenta de resultados no crecía mucho, decidí que subiría mis tarifas cada diciembre.En lugar de aumentar en un porcentaje fijo cada año, hago un inventario de los gastos del negocio del año, la inflación y todo el tiempo recurrente que invierto para mejorar mis servicios cada mes. En cuanto a los gastos, calculo los costes del software que utilizo para impulsar mis servicios, los honorarios profesionales, los seguros y los gastos generales. También miro los precios de mis competidores para ver cómo se comparan mis ofertas.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad